Asexualidad ¿Se puede estar enamorado si eres asexual?

Son asexuales aquellas personas que no sienten ningún tipo de atracción sexual hacia ninguna otra persona. Es importante diferenciar que esta falta de interés por el sexo no significa miedo o aversión por éste último.

Aunque algunos investigadores aún debaten si se trata de un tipo de orientación sexual, en realidad es una forma diferente de entender, vivir y entablar las relaciones amorosas.

¿Qué es la asexualidad?

Cuando hablamos de asexualidad, nos referimos a no desear o nos sentirnos atraídos sexualmente por otras personas. Es decir, hay un escaso o nulo interés en las actividades o relaciones sexuales con otras personas.  

 

Asexualidad no significa celibato o abstinencia sexual. Es decir, no es algo que hayamos escogido y no tiene que ver con nuestras creencias, ideas personales o religiosas. Tampoco se trata de una consecuencia por algo que hayamos experimentado en la infancia o en el pasado.

En la misma línea, no implica miedo ni aversión al sexo. Por consiguiente, la asexualidad es sólo una falta de interés y de motivación por mantener relaciones sexuales.

 

Cuando hablamos de asexualidad, nos referimos a un desinterés por el sexo que se vive de manera duradera. Y que puede compararse con cualquier otro desinterés que podamos tener por otras cosas de la vida. 

 

Asexualidad ¿Ser asexual implica no tener pareja?

La respuesta es no. De hecho, sentirnos asexuales no lleva consigo que no podamos enamorarnos. Asimismo, puede que no tengamos ganas de practicar el sexo. Pero podemos querer pasar la vida con otra persona, incluso tener la ilusión de tener hijos. Es decir, no existe atracción sexual, pero sí puede existir atracción romántica en la que sí es posible disfrutar de la compañía, de las demostraciones de afecto, de los besos y abrazos, etc.

Es importante mencionar que las personas asexuales no rechazan el sexo. Incluso muchas veces realizan actos sexuales por complacer a su pareja, por curiosidad, etc. pero sin sentir atracción ni deseo. En la misma línea, son capaces desarrollar excitación y experimentar orgasmos. Por consiguiente, aunque no se sientan atraídos por otros pueden experimentar la masturbación o los estímulos naturales del instinto sexual.

Las actitudes más frecuentes hacia el sexo en una persona asexual son: desinterés total, falta de motivación o de atracción sexual hacia otras personas. Pero esto no implica que haya una patología, simplemente no hay interés. Como puede pasar con cualquier otra cosa, hay personas que se sienten plenas cuando hacen deporte y otras que simplemente nada les atrae de ningún deporte, no experimentan ningún deseo de practicarlo y por tanto manifiestan una falta de motivación con cualquier cosa relacionada con el deporte. 

Puedes contar con nuestro equipo de sexólogos siempre que lo necesites, estamos para ayudarte. Contamos con centros en Madrid y Barcelona. Contacta con nosotros a través de los siguientes teléfonos:

Centro Madrid: 91 771 40 55 || Centro Barcelona: 93 217   55 30

Recuerda que si no puedes desplazarte también se pueden realizar sesiones con un sexólogo en Madrid o en Barcelona a través de llamada telefónica o por videollamada, sin necesidad de moverte de casa.

 

 

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies