Vaginismo

Cuando cuesta penetrar

Las mujeres que padecen vaginismo experimentan una incapacidad para la penetración durante las relaciones sexuales. Las paredes de la entrada vaginal se contraen e impiden la introducción del pene en la vagina. Cuando se fuerza la entrada vaginal se experimenta un dolor muy intenso sin conseguirse la penetración. En el vaginismo se da un reflejo involuntario de contracción de la vagina ante la penetración. Algunas mujeres presentarán un vaginismo total, por lo que no podrán introducir ningún objeto en su vagina (támpax o el espéculum ginecológico). Estas mujeres no pueden ser exploradas ginecológicamente y son incapaces de introducir sus propios dedos en su vagina. Otras mujeres presentan un vaginismo selectivo que se circunscribe a la penetración del pene en su vagina durante las relaciones sexuales. Sin embargo, pueden llevar támpax o ser exploradas por su ginecólogo sin problemas.

En nuestros estudios hemos comprobado que pasa mucho tiempo desde que una pareja detecta el problema hasta que viene a nuestro centro en busca de ayuda. A todas aquellas mujeres que estén en esta situación queremos recordarles dos cosas importantes: En primer lugar, usted no tiene culpa de padecer vaginismo. Se trata de un reflejo no voluntario de la musculatura que rodea a su vagina. En segundo lugar, usted no es la única persona que lo padece. Un 15% de las mujeres que vienen al Instituto Madrid de Sexología lo hacen por vaginismo. Se trata de una de las disfunciones sexuales femeninas más frecuentes.

Solicite una consulta con un especialista. Actualmente el tratamiento conductual para el vaginismo dispone de muy buenos resultados. Un alto porcentaje de nuestras pacientes pueden volver a mantener relaciones sexuales con penetración después del tratamiento.

PRIMERA VISITA

Son muchos los factores que pueden unirse para explicar un vaginismo. Durante la primera consulta su terapeuta le preguntará sobre su vida sexual para llegar a un diagnóstico preciso. Recuerde que el mejor tratamiento del mundo no sirve de nada si no se ha realizado un diagnóstico adecuado. Nuestro centro es muy consciente de este hecho y dedica mucho esfuerzo a recabar información para elaborar un diagnóstico preciso.

Durante su primera visita hemos de tener tres objetivos muy claros. Obtener un diagnóstico preciso es el primer objetivo de su primera consulta. En segundo lugar, hemos de conseguir explicarle a usted con claridad las causas y el proceso que le ha llevado a la situación actual. Usted debe entender perfectamente como se ha instaurado su disfunción sexual, dado que su conocimiento sobre la problemática será la base sobre la que se apoyará el tratamiento.

Por último elaboraremos un plan de tratamiento para las sesiones siguientes.

Recuerde, nuestros objetivos durante la primera consulta serán:

1. Un diagnóstico preciso.
2. Que usted entienda su disfunción sexual.
3. Elaborar un plan de tratamiento.

TRATAMIENTO

Desde nuestros inicios hemos tratado a más de 5.000 mujeres con vaginismo. Nuestro tratamiento se fundamenta en la sexología conductista que dispone de contrastada evidencia científica. Durante el tratamiento su terapeuta le marcará una serie de ejercicios y tareas para realizar en casa, en solitario o en pareja. No es necesario disponer de pareja para tratar el Vaginismo.

En ocasiones se utiliza medicación de forma puntual para ayudarle a superar ciertas barreras en el tratamiento pero nunca como solución única. Nuestro objetivo es conseguir una respuesta sexual natural y saludable sin el uso de fármacos.

Solicita más información

sin compromiso

Este sitio web utiliza cookies propias para poder optimizar su visita a la página y cookies de terceros para recoger información sobre sus visitas y el uso de nuestra web. Vd. puede permitir su uso, rechazarlo o cambiar la configuración cuando lo desee. En caso de seguir navegando, se considerará que se acepta el uso. Más información: Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies